Donk_e-pedia

DICCIONARIO DE PALABRAS EN FILOSOFIA

A posteriori: Se opone a priori. Proviene de la experiencia.

A priori: se opone a posteriori. Es a priori lo que no procede de ninguna experiencia. Para Kant, las formas y razonamientos a priori son aquellos que hacen referencia ala sensibilidad y al entendimiento, al margen de cualquier experiencia. Al provenir de la razón, a priori es, pues, para Kant, “universal y necesario”

Abstracto: Lo abstracto es, propiamente, lo general que sólo tiene existencia propia en la mente y que no mantiene una relación de identidad con lo sensorialmente intuido de donde procede.

Accidente: aquello que en una cosa o en una sustancia, puede ser modificado o suprimido sin alterar por ello su naturaleza.

Acto: el hecho de actuar o el resultado de una acción. En

Duda: estado del espíritu que impide el hecho de pronunciarse. Para Descartes la duda toma un sentido positivo convirtiéndose en “duda metódica”, método para buscar la verdad. “Pensé que tenia que reclamar como absolutamente falso todo aquello en lo que podía imaginar la más mínima duda”. La duda es, pues, un medio de conocimiento científico y filosófico.

Educación: proceso por el cual se inculcan en la persona los conocimientos y valores que le resultaran imprescindibles para su vida social, por tratarse de normas y saberes que forman parte del bagaje cultural del colectivo en que vive.

Eleatas: filósofos de Elea (sur de Italia) lugar que da nombre a la escuela y a los estudiantes de ésta.

Elemento: eso que está compuesto de todo, para los filósofos los elementos son físicos

Empirismo: doctrina filosófica que considera que toda verdad proviene, directa o indirectamente de a experiencia.

Enciclopedia: conjunto de conocimientos humanos La enciclopédia o Diccionario razonado de las ciencias, las artes y los oficios fue publicada entre 1751 y 1772 bajo la responsabilidad de Diderot y d'Alembert.

Entendimiento: de manera general, facultad de comprender. En filosofia clásica se opone a la sensación y se distingue de la razón ya que ésta última abarca los objetos más elevados, mientras que para el entendimiento quedan reservados los dominios de la lógica y de las ciencias. Para Kant, el entendimiento que no se confunde con la razón tiene como función el elegir los datos de la sensibilidad con la ayuda de las categorías a priori: “Todo nuestro conocimiento comienza por los sentidos, allí pasa al entendimiento y concluye en la razón.”

Escepticismo: concepción filosófica según la cual, la certeza no puede obtenerse. Se opone a dogmatismo cuando niega la posibilidad, y por tanto la existencia, de todo conocimiento.

 

Esencia: lo que hace que una cosa sea lo que es. El contenido de la definición. “Digo que pertenece a la esencia de una cosa aquello dado lo cual la cosa resulta necesariamente dada, y quitando lo cual la cosa necesariamente no se da; o sea, aquello sin lo cual la cosa no puede ni ser, ni concebirse” (Spinoza)

Especie: conjunto del género. Una misma especie presenta algunos caracteres esenciales que la distinguen: en biología, conjunto de seres vivos que pueden reproducirse entre si.

Esquema: figura que simplifica los elementos de un objeto. Para Kant medio por el que opera el esquematismo.

Eternidad: concepción temporal de la eternidad: lo que no tiene principio ni fin. Concepción intemporal de la eternidad, la de Santo Tomás de Aquino: se piensa absolutamente, fuera de toda idea de tiempo. Allí no hay sucesión, es tota simul “toda entere al mismo tiempo”, según la expresión atomista.

Ética: reflexión filosófica que versa sobre la moral.

Evidencia: Aquello que se impone como verdadero, como algo que se ve evidencia sensible. Descartes critica esa evidencia y en su lugar propone la evidencia racional que para él es una idea clara y distinta.

Existencia: dícese de toda realidad que existe. Aplicada al ser humano viene a precisar q todo hombre es una realidad concreta y vinculada a un tipo concreto. El existencialismo considera al hombre en este sentido.

Existir: aquello que es un ente. La filosofía griega no distinguió abiertamente entre existencia y esencia, lo cual indica que la antigua mentalidad griega consideraba tan necesaria la esencia como la existencia para que un ser fuera real: nada puede ser sin ser algo y el hecho de ser algo implica ya su existencia.

Experiencia: modo de conocimiento que procede de la intuición sensible o de la intuición psicológica. El recurso a la experiencia puede llegar a convertirse en un método científico, en cuyo caso se rige por las reglas del método experimiental.

Experimento: operación artificial y controlada de un fenómeno, destinada a descubrir, comprobar o demostrar hipótesis científicas.

Extensión: conjunto de seres a los que puede atribuirse un concepto. La extensión se opone a la comprensión. Para Descartes materia y extensión se identifican, lo cual hace imposible la existencia del vacío. Descartes opone la “sustancia pensante” (la mente), a la extensa (la materia).

Facultad: capacidad para actuar. La filosofía tradicional utilizó el término como sinónimo de “potencia” y adjudicó al alma su posesión. Platón citó tres facultades -o potencias- del alma humana: la racional, la irascible y la concupiscible. Según Aristóteles, tres clases de almas se repartían entre los humanos, cada una de ellas con sus facultades características, que fueron sistematizadas más tarde por santo Tomás de Aquino. Siguiendo el modelo platónico, san Agustín también distinguió tres potencias del alma: memoria, inteligencia y voluntad.

Fantasía: actividad mental creadora de carácter desbordado. Se la considera como una de las clases de imaginación. Según Aristóteles, primer filósofo que reflexionó en profundidad sobre la fantasía, era ésta una facultad del alma capaz de formar imágenes en la conciencia -los fantasmas- sin que estuvieran presentes los objetos. El estagirita consideró que la fantasía cumplía una función ligada a la facultad apetitiva de los animales superiores, puesto que sus imágenes producían una anticipación de los objetos deseables; la fantasía humana formaba parte de su sensibilidad interna, aunque las imágenes producidas sirviesen de soporte a los conceptos. El pensamiento estoico entendió la fantasía en su sentido más literal, como aparición o representación, por lo que de hecho fue equiparada a la percepción. Los estoicos distinguieron dos clases de imágenes: 1) las verdaderas o “catalépticas”, que se correspondían con los objetos que las producían, y 2) las falsas, generadas fortuitamente. Las fantasías catalépticas llevaban en sí, según los estoicos, la señal inequívoca de la verdad (una suerte de evidencia). La escolástica -y sobre todo, los tomistas- siguieron la concepción aristotélica del sentido interno, a partir de la cual se explicó cómo se producía el paso del conocimiento sensible al conocimiento intelectual. Kant identificó la fantasía con la imaginación en general. Más tarde, Freíd la caracterizó como un mecanismo de defensa que sirve para satisfacer simbólicamente, en el plano imaginario, un deseo reprimido.

Fe: creencia en algo indemostrable. Desde san Pablo tiene un sentido teológico, por lo que se entienden comúnmente por la adhesión a los dogmas de una creencia religiosa. La fe figura entre las virtudes teologales del catolicismo (junto con la esperanza y la caridad); además es considerada por los cristianos como un don de Dios, que sólo se posee cuando el fiel entrega su confianza a la divinidad. La relación entre la razón y la fe fue la cuestión principal del análisis filosófico cristiano, desde los primeros Padres de la Iglesia hasta finales de la Edad Media; las actitudes más abiertas consideraron que la razón, aunque subordinada a las verdades de la fe, podía ayudar a la comprensión de ésta, pero otros despreciaron la capacidades de la razón en aras del ensalzamiento de la verdad revelada.

Felicidad: estado de ánimo que colma al sujeto de satisfacción (las connotaciones materiales del término suelen diferenciarlo de la beatitud, que sería un estado de paz interior en sentido religioso o sobrenatural). A lo largo de la historia de la filosofía, numerosos autores han considerado la felicidad como fin último de la conducta humana; sin embargo, más que definiciones de la felicidad, existen desde antiguo afirmaciones de que el hombre busca la felicidad y descripciones del modo de llenar el contenido de la felicidad o de la manera de alcanzarla (ora por la posesión de bienes más o menos externos al sujeto, ora por medio de algo que se halla en el interior del ser humano). Demócrito afirmó que “la felicidad no consiste en ganados ni en oro. El alma sí es residencia de la suerte” Sócrates y Platón introdujeron definitivamente la idea de que el hombre no halla la felicidad en la satisfacción de sus necesidades físicas, sino en la armonía interior que produce la aceptación de un mundo moral. La felicidad, como indicaba la palabra eudaimonia, era algo relacionado con el buen daimon interior, el carácter o la personalidad del hombre que lo hace excelente en areté: el justo es feliz, el injusto es desgraciado. Por ello, el tirano, el más injusto de los gobernantes, es también el más infeliz de los hombres. Boecio volvió a señalar la felicidad como fin último, al definirla como “cifra y causa de todo lo que se desea”. Siglos más tarde, el formalismo kantiano prescribió que lo importante no era llegar a ser feliz, sino ser digno de ello

Fenómeno: aquello que es captado por los sentidos. Puede tener dos significados distintos y casi opuestos. Tomando como pura apariencia (lo que se manifiesta a la sensibilidad), fenómeno se opone a lo que se considera que es la realidad en sí, que no corresponde a lo que se nos aparece en los sentidos, pues esto puede incluso encubrirla.

Filosofo: persona que ama a la sabiduría

Forma: configuración por la cual las cosas se diferencian entre sí

Genero: clase con mayor extensión que las especies, a las que incluye (por tener mayor extensión que éstas, tiene menor comprensión)

Genio: facultad creadora del artista y el pensador. El Renacimiento valoró especialmente la capacidad creadora del artísta, cuya actividad se iban distanciando de la mera imitación (mímesis) de la naturaleza.

Gobierno: órgano que ejerce el poder ejecutivo de un Estado.

Helenismo: período de la antigua civilización griega que abarca desde el fallecimiento de Alejandro Magno (323aC) hasta la batalla de Accio (31aC), que supuso la definitiva conquista romana de Egipto.

Hipotético: dícese del conocimiento conjetural, que no ha sido totalmente verificado. En las ciencias empíricas, todo conocimiento es hipotético.

Historia: ciencia que estudia y expone los acontecimientos del pasado que tengan relación con la humanidad (“la ciencia del pasado humano”, en palabras de Raymond Aron).

Hombre: Animal dotado de raciocinio.

Humanismo: por extensión, el adjetivo “humanista” se aplica a toda la doctrina filosófica que hace del ser humano centro de su reflexión.

Idea: pensamiento s objetivos que pueden expresarse mediante proposiciones o enunciados.

Idealismo: doctrina filosófica que concibe la realidad -y pretende explicarla- como una idea. El idealismo reduce la realidad al pensamiento o considera que el conocimiento de la realidad parte del pensamiento.

Ilustración: movimiento filosófico e intelectual del siglo XVIII (o Siglo de las Luces), caracterizado por su racionalismo práctico. La ilustración coincidió con el período histórico de la revoluciones burguesas (transcurrió entre la inglesa de 1688 y la francesa de 1789).

Imaginación: facultad de la mente para producir imágenes relacionadas con anteriores percepciones. Descartes definió la imaginación como la facultad del intelecto para representarse las cosas sensiblemente (frente al entendimiento, que es capaz de formar ideas claras y distintas).

Impresión: sensación producida por los objetos en los órganos sensoriales.

Indeterminado: aquello que no tiene definición

Individualismo: corriente filosófica que atribuye la primacía al individuo frente a la colectividad.

Infinito: aquello que no tiene fin

Inmanencia: dependencia del objeto con respecto a la conciencia.

Inteligencia (Nous): del griego ðððð se emplea en varios sentidos: a) como facultad de pensar, b) como pensamiento objetivo; c) como una entidad que rige todos los procesos del universo

Inteligible: dícese de aquello que el entendimiento puede conocer. Como concepto se opone a lo sensible (cuanto los sentidos pueden conocer).

Juicio: la lógica clásica entiende el juicio como una atribución -o negación- de algo a algo, y la doctrina sobre esta actividad del entendimiento es uno de sus temas fundamentales

Justicia: como virtud particular, puede distinguirse entre las justicia general -o legal- y la justicia particular, que a su vez se divide en justicia conmutativa y justicia distributiva (tal división se debe a Aristóteles y fue aceptada por la tradición escolástica).

Ley: En un sentido social más general, disposición que expresa y regula lo que debe ser. La ley puede entenderse en un doble sentido, según se relacione con las normas sociales o se derive de la necesidad; en el primer caso será una prescripción dirigida a un sujeto libre (ley moral), en el segundo supondrá la expresión de una realidad universal que indica lo que no puede ser otro modo (ley moral)

Ley natural: ley que expresa un orden racional plasmado en el universo. No se trata de una ley escrita, fruto del pacto y susceptible de cambio, sino de un principio rector deducida por el ejercicio de la recta razón.

Libertad: en la historia de la filosofía, el término “libertad” ha tenido dos significados principales: autonomía y autarquía (ðððððððρðð), atributos de que goza el ciudadano libre (ðððððððρðð en la antigua Grecia, liber entre los romanos) porque vive en un Estado que es independiente.

Mal: Aquello que causa perjuício, doloro pena, sea en el ámbito físico, psíquico o moral, e incluso en un sentido metafísico (cuando afecta a los sentimientos y creencias religiosas).

Maniqueo: persona que sigue las enseñanzas del persa Manes.

Materia: Aquello de lo que las cosas están compuestas. Se tradujo al latín como materíael concepto designado por la palabra griega hyle: ambas se aplicaban, aunque por extensión, al conjunto de de materiales utilizados por los artesanos (es decir, aquello sobre lo que actúa el trabajo humano, y que es anterior al mismo).

Materialismo: corriente filosófica que sólo admite la existencia de los principios inmanentes y materiales, tanto en la naturaleza como en el ser humano.

Mayéutica: método dialéctico empleado por Sócrates, consistente en suscitar la duda con preguntas aparentemente sencillas, destinadas a despertar la racionalidad interior de sus interlocutores.

Mecanicismo: doctrina filosófica que concibe el mundo como una inmensa máquina

Metafísica: disciplina que estudia los primeros principios que rigen la existencia de las cosas

Método: disposición racional de una actividad para la obtención de un fin determinado. Suele relacionarse con el conocimiento científico.

Mito: relato alegórico protagonizado por humanos, dioses y seres imaginarios, que a menudo narra el origen del mundo, o el nacimiento de un pueblo o sociedad.

Modo: orden que pueden tomar los enunciados que forman los silogismos de la lógica clásica del silogismo, en la suposición de que cada uno de ellos puede ser cualquiera de las cuatro clases posibles (A,E,I y O).

Monismo: doctrina filosófica que asigna a una principio único el origen de toda la multiplicidad y diversidad de lo real.

Movimiento: en su sentido más general, variación de un cuerpo en el tiempo y en el espacio. En su sentido más filosófico, movimiento equivale a cambio y devenir, tal como era entendida la palabra griega kinesis (ððððσðσ).

Mundo: conjunto de todo lo existente. Puede entenderse como sinónimo de universo, de realidad o de naturaleza (esta última sinonimia se emplea de modo más restringido); también como conjunto de cosas de una misma clase (mundo de las ideas, mundo de la física, etc) o de un período histórico (mundo antiguo medieval, etc), de modo que el concepto se vincula siempre a algún tipo de totalidad.

Nada: lo que no es que Parménides opone al ser

Naturaleza: todo lo que nace que no puede producir el hombre

Necesidad: resultado del destino o de la ley sobre la naturaleza

Nóumeno: término con el que Kant designó la realidad que trasciende la experiencia humana; en otras palabras, la cosa que puede ser pensada pero que no es producto del juego combinado de la percepción y el entendimiento.

Ontología: otra manera de decir metafísica. Tiene el ser como objeto “el ser en cuanto ser” para Aristóteles, el ser como existencia para los existencialistas.

Opinión: creencia que es considerada probable o verdadera.

Orfismo: doctrina propagada por los adeptos de los misteriosos órficos y los ritos ligados a tal doctrina.

Origen: en sentido cronológico, inicio.

PPanteísmo: doctrina filosófica y religiosa que propugna la identidad última entre la naturaleza -el mundo- y Dios.

Participación: presencia de una realidad superior en un ente.

Pasión: sentimiento de gran intensidad y breve duración, caracterizado por la alteración del ánimo, hasta el punto de que prácticamente anula la inteligencia y la voluntad.

Pecado: falta moral inserida en una perspectiva religiosa.

Pensamiento: designa cualquier actividad de la mente.

Percepción: proceso mental por el que el sujeto aprehende la realidad a través de sus sentidos.

Perfección: completo, que goza de la plenitud del ser, que no tiene defectos.

Pitagorismo: doctrina de Pitágoras (S VI aC) se caracteriza esencialmente por la importancia concedida al número y a la tendencia a utilizarlo para explicar todas las cosas en el marco de un idealismo matemático omnipresente.

Pluralista: personas que siguen una doctrina la cual dice que solamente hay una realidad.

Postulado: proposición que se toma como punto de partida la demostración de teoremas dentro de un sistema axiomático, sin que se trate de una proposición deducible de otros enunciados.

Potencia: capacidad o posibilidad de hacer algo (es decir, de realizar, actuar o recibir algún cambio).

Predestinación: doctrina religiosa, de cariz determinista, según la cual el destino del hombre no depende de sus acciones, sino de la voluntad divina.

Principio: lugar donde salen todas las cosas

Privación: ausencia de algún atributo o predicado.

Racionalismo: concepción filosófica que consiste en no conceder un valor más que a la razón, considerada como independiente de la experiencia.

Racionalista: persona que no concede un valor más importante que el de la razón

Rarefacción: extensión

Razón: facultad humana de pensar y discurrir.

Religión: Sistema solidario de creencias y prácticas relativas a cosas sagradas, que une en una misma comunidad moral a todos los que comparten esas creencias.

Reminiscencia: según Platón, recuerdo que el alma tiene de las ideas. Este recuerdo procede de la estancia del alma en el mundo inteligible, donde estuvo antes de encarnarse en el mundo sensible; allí pudo el alma contemplar los arquetipos ideales que constituyen el conocimiento verdadero.

Renacimiento: período histórico que supuso el final de la Edad Media y el arranque del movimiento intelectual que culminó en la formación de la ciencia y el espíritu de la modernidad.

Saber: relación establecida entre un sujeto y un objeto, por la cual el primero capta mentalmente la realidad del segundo.

Sabiduría: disposición o arte racional para la ejecución de cualquier comportamiento o tarea.

Sensibilidad: facultad de percibir estímulos a través de los sentidos y de reaccionar ante las sensaciones originadas en el interior del propio cuerpo.

Sentimiento: reacción psicofísica que sucede a los fenómenos de la conciencia.

Ser: lo que es, lo que tiene una existencia

Síntesis: Acto y resultado de la unificación de lo diverso.

Sistema: conjunto de procedimientos, normas o métodos integrados para la consecución de un fin.

Sofista: filósofos que integraron un movimiento desarrollado en Grecia entre los siglos V y IV aC

Sustancia: aquello que existe por si mismo, dotado de materia y forma.

Técnica: conjunto de habilidades y procedimientos organizados según ciertas reglas, a fin de realizar algo en función de un fin concreto.

Todo: aquello en lo cual no falta ninguna de sus partes constitutiva.

Trascendencia: condición de aquello que se halla más allá de la experiencia sensible.

Trascendental: en un sentido más ámplio, dícese de todo aquello que trasciende.

Universo: la naturaleza en su totalidad. Como tal es estudiado por la cosmología.

Uno: elemento de un todo

Verdad: cabe distinguir la verdad formal; la que proviene del carácter lógico y coherente de las proposiciones que se han enunciado, y la verdad material, la que implica la conformidad de los enunciados con los hechos, con la experiencia. A veces verdad se indentifica con realidad.

Virtud: capacidad humana para realizar un propósito o cometido.

Voluntad: capacidad para determinarse uno mismo.

Yo: individualidad percibida de modo autoconsciente (es decir, la conciencia reflexiva de si mismo).

Comentarios

ummm hacen falta muchas palabras deberian de arreglarlo

Si esta buena la pag. pero falta la bibliografía para que sea genial

es una mierda pongan mas palabras tiene mas comentario que palabras

es una mierda pongan mas palabras tiene mas comentario que palabras

esta mierda no sisve

ehh mucha charla pero no esta todas las palabras buuuuu

todo es feooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

seria bueno que aumenten mas palabras a su diccionario

esta pagina le falta muchoooo contenido y actualizacion ... traten de trabajar mas si quieren que sea buena, porque no lo es

esta pagina le falta muchoooo contenido y actualizacion ... traten de trabajar mas si quieren que sea buena, porque no lo es

Añadir un Comentario: